30 de Marzo de 2017 · 07:28 PM · T: Cº · H: 100.0 estado del tiempo

Prevención de accidentes en el hogar

Si sabemos cuáles son las situaciones de riesgo más comunes que pueden ocurrir en los hogares, podremos tomar las medidas adecuadas de prevención para evitar que se produzcan.  
Analizar cuidadosamente lo que en la casa pueda significar algún grado de peligro, (por más mínimo que sea) especialmente para los más pequeños.

Electrodomésticos y artefactos eléctricos, instalaciones eléctricas,  elementos de limpieza y desinfección, productos corrosivos, insecticidas, plantas tóxicas, combustibles, medicamentos, etc. etc.

Cualquier elemento que al manipular o ingerir pueda resultar perjudicial, debe estar resguardado y fuera del alcance de los niños.

Atrapamientos y Golpes

Manipular ciertas herramientas o artefactos sin la debida precaución, puede significar atraparse los dedos o las manos, en las partes móviles del objeto; o sufrir golpes de distinta consideración en las partes más expuestas del cuerpo.

Medidas de precaución:

  • Utilizar herramientas precisas y específicas para cada artefacto a reparar.
  • Usar elementos de protección como guantes, antiparras, o cascos.
  • Al desarmar para limpieza o reparación artefactos como ventiladores, batidoras, etc debe asegurarse que estén desconectados de la corriente eléctrica.
  • Si se trata de elementos como el ventilador o cortadora de césped que tienen partes agresivas móviles, resguardar los objetos cortantes.
  • Los niños menores cerca de ventanas o puertas, deben estar vigilados para evitar que pongan sus manos en las juntas o ejes de cierre. 
  • Puertas de armarios y cajones deben permanecer cerrados.  
  • Evitar golpes en la cabeza despejando de objetos los espacios que se usan para circular como por ejemplo: macetas, alacenas de baja altura, etc.
  • No permitir a los niños jugar con herramientas y guardarlas en lugar apropiado.
Caídas

Son los accidentes más comunes en el hogar, la oficina o la escuela. Se deben a diversas causas:

  • Elementos que obstruyen los lugares de circulación; 
  • pisos encerados y resbaladizos;
  • uso inadecuado (sillas en lugar de escaleras), o en mal estado (escaleras rotas);
  • mascotas que se cruzan al paso;
  • desniveles en el suelo; etc.

Medidas de precaución:

  • Mantener el piso por donde se circula, libre de objetos que sean obstáculo para transitar, como herramientas, desperdicios, juguetes, cajas, cables, etc. 
  • Evitar tener superficies resbaladizas y cuando existan escaleras, contar con pasamanos en ellas.
  • Colocar alfombras antideslizantes en el baño. 
  • Los felpudos, alfombras y bastones deben tener una base antideslizante.
  • No subirse en elementos inapropiados para alcanzar objetos ni realizar trabajos de altura si no se cuenta con escalera en buen estado.
  • No permitir a los niños subir en escalera de mano; o pararse sobre muebles.
  • Los balcones y ventanas deben estar protegidos.
  • Iluminar adecuadamente los espacios con poca visibilidad, especialmente si existe escalera, pasillo o corredor que se debe transitar. 
  • Los pozos, aljibes o cualquier reservorio contengan o no agua, deben estar señalizados y bien tapados.
Asfixia  

Asfixia es la interrupción del paso de oxígeno a los pulmones, provocada por la falta de aire; o por la imposibilidad de que el mismo llegue a los pulmones por una obstrucción de las vías respiratorias.

La obstrucción externa llamada sofocación, se produce por el taponamiento de nariz y boca o por estrangulamiento.

La obstrucción interna ocurre cuando elementos sólidos o líquidos introducidos por la boca o nariz, impiden que el aire llegue a los pulmones.

Medidas de precaución:

  • Controlar que los niños pequeños no tengan objetos pequeños o juguetes que puedan desarmar y llevarse a la boca. 
  • Los más pequeños no deben jugar con bolsas de plástico.
  • Cuando usen bufandas, éstas no deben ser demasiado largas.  
  • El lactante debe eructar después de las comidas y especialmente antes de ser acostados.  
  • La cunas no deben tener barrotes muy separados que permitan la introducción de la cabeza. 
  • No dejar solos a los niños pequeños cerca de recipientes con agua o pileta.  
  • El acceso a piletas o cualquier reservorio de agua, debe estar bien aislado con vallas o red.
  • En la pileta deben estar estrictamente vigilados y siempre con un adulto, no con un adolescente. Un niño puede ahogarse en unos pocos centímetros de agua en tan solo un minuto.
  • Es importante que los niños aprendan a nadar a edad temprana.
Cortes y Heridas
  • Todo elemento cortante o punzante debe permanecer lejos del alcance de los niños
  • Deseche platos, vasos y vajillas rotas o astilladas; también latas y todo objeto de metal oxidado.  
  • No permita que los más pequeños manipulen objetos de vidrio.
  • Las plantas punzantes (cactus) o con espinas, deben colocarse en lugares visibles y fuera del alcance de los niños. 
  • Las armas de fuego guardarlas bajo llave y descargadas. 
Intoxicaciones

Ocurre por inhalación, ingestión o contacto (según el nivel de toxicidad) de sustancias como ser: solventes, productos de limpieza, adhesivos, combustibles, insecticidas, fertilizantes, medicamentos, etc.

Medidas de precaución:

  • Mantener en lugar seguro y fuera del alcance de los niños; y aún los adultos deben tomar ciertos recaudos en la utilización de estos elementos ya mencionados.
  • Lo aconsejable es guardar los medicamentos en armarios que estén a algunos metros de altura. No hacer de la mesa de luz un botiquín.
  • Desechar los sobrantes de medicamentos si ya no se van a utilizar, de lo contrario, etiquetarlos en forma clara.
  • Los productos tóxicos no es conveniente mantenerlos en la cocina.
  • Evitar la mezcla de lavandina y detergente ya que produce reacción química que libera cloro irritando a las mucosas y vías respiratorias.
  • No guardar líquidos tóxicos o inflamables en envases de gaseosas. De ser posible mantenerlos en su envase original y etiquetarlos claramente indicando el tipo de producto y peligro que representa.
  • Pinturas, disolventes, adhesivos y similares deben usarse en espacios con ventilación, y evitar permanecer tiempo prolongado en el lugar.
  • Los niños no deben jugar con pilas en desuso, ya que son muy tóxicas.
  • Ventilar espacios donde se utilizan estufas, calentadores o braseros.
  • No permanezca con el vehículo en marcha en el garaje, en ninguna circunstancia.
Quemaduras - Electrocución
  • Los artefactos y fuentes de calor deben estar en lugares no accesibles a los niños y con la protección adecuada.
  • En la cocina mantener  sartenes, freidoras, cacerolas, con tapas para evitar salpicaduras; y con los mangos siempre hacia adentro
  • Los manteles no deben colgar a los costados de la mesa, especialmente si hay niños muy pequeños.
  • Al encender las hornallas o el horno, primero encienda  el fuego y luego abra la perilla de la cocina.
  • La electricidad también quema, ya que la corriente eléctrica, además de la electrocución, produce el aumento de la temperatura, quemando los tejidos afectados.
  • Cubrir los tomacorrientes en desuso que se encuentran al alcance de los niños y verificar siempre la existencia de cables pelados.
  • No permitir que los niños tomen contacto con los electrodomésticos cuando están descalzos.
  • Evite las instalaciones precarias, o reparaciones si no tiene experiencia adecuada. 
  • Cuando lo haga, corte el paso de la corriente eléctrica y tome la precaución que alguien no la conecte nuevamente por error. 
  • Ningún artefacto eléctrico debe conectarse si se encuentra húmedo o mojado, hasta no estar seguro que se ha secado completamente.
  • Todo artefacto eléctrico fijo del hogar, debe poseer su conector a tierra.
  • Lo recomendable es instalar un protector diferencial para protegerse de una eventual falla.

Recuerde siempre: Ante cualquier situación de emergencia acudir al Centro de Salud más cercano o llamar a los teléfonos de emergencias que sabrán orientarlos.